Burro agradece a su dueño cada vez que lo vez.

Walter es un pequeño burro adoptado que solo quiere encajar, desempeñando muy bien el papel de mascota en su dulce hogar. Desde que fue adoptado, el burro ha crecido en medio de tres perros pastor alemán, que son sus hermanos y él aprende todo de ellos.

Por esa razón, ha acogido hábitos inusuales para un burro, pero su familia lo ama sin importar su raro y divertido comportamiento.

Walter era solo un bebé cuando la pareja conformada por Kelly y Brad Blake, decidieron llevarlo a su casa en Oatman, Arizona, para darle hogar temporal al pequeño.

Burro se comporta como un perro

Brad Blake, dijo  «Tenemos burros salvajes que deambulan por la ciudad. La mamá de Walter lo rechazó porque era demasiado joven».

Mientras que Walter estaba en el hogar de paso, el personal de la Oficina de Administración de Tierras y algunos habitantes del sector trataron de convencer a la madre de llevarse el burro, pero todo fue en vano.

Al ver que nada funcionaba, decidieron llamar a la pareja y preguntar si querían quedarse con el pequeño animal, la respuesta fue afirmativa. El burro no tardó mucho para adaptarse a su nuevo hogar, a medida que le demostraron cariño, Walter fue teniendo una conexión más profunda con sus padres adoptivos.

Ahora Walter ha crecido, vive en su nueva casa como si fuera otro más de los perros, sus hermanos están felices de mostrarle como se hacen las cosas.

Brad, dijo: «Tenemos tres pastores alemanes y todos ayudaron al bebé Walter desde el primer día. Nos han ayudado a criarlo y enseñarle modales en la casa».

Debido a esto, Walter ha copiado comportamientos de sus hermanos, desde la manera de demostrar emociones hasta su forma de dormir.

Pero la personalidad de perro que más resalta en Walter, es cuando demuestra emoción y salta de alegría, al ver llegar a su padre de viaje. No para de menear la cola e incluso se acuesta en el sofá a su lado para tomar siestas.

Brad agregó que, cada vez que salen al desierto a hacer ejercicio, Walter corre al lado de los perros como si fuera uno más de la manada.

El pequeño se ha vuelto una sensación en las redes sociales, por tal razón sus padres mantienen actualizando sus aventuras para que todos las puedan ver.

Siendo una celebridad de este pequeño pueblo, Walter devuelve a la comunidad sus atenciones trabajando en organizaciones benéficas. Es amado por todos y se ha convertido en un voluntario de apoyo emocional para personas que lo necesiten.

Evidentemente Walter cambió la vida de sus padres y de los habitantes de este pequeño pueblo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!