La pobreza esta arropando a todo el mundo

Es triste y lamentable la terrible situación de muchas familia la cual no tienen alimentos para comer.

La situación que estamos pasando en todo el mundo por la pandemia del COVD-19 es en extremo difícil, la economía a bajado mucho la cual nosotros los pobres somo los mas perjudicado

Una familia en México ha quedado sin empleo por motivo de la pandemia la cual muchas personas a perdido su empleo y no tiene nada que llevar a la casa,  este niño se le ocurrió una idea para poder buscar comida para el y su madre y decidió vender las cosas que más aprecia para ayudar a su madre.

Luis Ángel es un niño de apenas 11 años de edad que cursa el quinto grado de primaria y vive con su madre y abuelo en una habitación en Los Reyes- La Paz, en el Estado de México.

La madre de Luis Ángel se dedicaba a vender flanes que ella misma hacia, pero las ventas fueron disminuyendo por la medida de aislamiento social implementada en su Estado, desde que empezó la pandemia todo empezó a ir mal en su negocio hasta quedar en la quiebra.

Al final del contenido esta el video

Luis Ángel desea ser militar, también dice que quiere llegar a ser parte de las fuerzas armadas y de esa manera poder ayudar a la sociedad y por sus notas no hay duda de que podría ser un gran militar.

Ángel es un excelente estudiante con un índice académico sobresaliente ya que el le pone mucho empeño a sus estudios. Pero a su corta edad el pequeño Luis se empezó a dar cuenta de que en casa ya no había gas ni alimentos para poder alimentarse y decidió hacer algo al respeto para poder comer.

ALGO MAS SOBRE ESTA HUMILDE FAMILIA

En ese momento que el se dio cuenta que tenia que no había nada que comer decidió cambiar sus juegos mas valioso por comida o por dinero.

«Mi madre no quería que yo vendiera mis juego mas valioso pero después logre convencerla»

En el momento que este caso se dio a conocer en las redes sociales la cual se hizo viral la personas empezaron acudir a las ayuda y poder ayudar a esta familia en todo lo que sea necesario.

Susana Martínez la cual es la madre del pequeño Luis Ángel lo acompaña mientras espera que alguien se compadezca y los ayude con algún alimento a cambio de algún muñequito o carrito.

No les ha quedado más remedio que comer tortillas con sal todos los días, y se encuentran de manos atadas ante la cuarentena.

“No tenemos dinero, no tenemos ni para comer y venimos a buscar trabajo.

La verdad no hay trabajo ahorita, y lo que queremos es que nos apoyen con algo.

Lo que sea, les daremos las gracias, más que nada por mi hijo que tuvo la idea”, aseguró la mujer.

El caso del Luis Ángel no es el único en México, muchas familias están pasándola mal con la emergencia sanitaria que se vive.

Es necesario que los organismos competentes, las empresas y particulares puedan apoyar de alguna manera.

VIDEO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!