Esta perrita la cual es llamada por el nombre de Baby fue llevada a un refugio para animales llamada Griffin Pond, se podía notar que estaba confundida y ansiosa ; fue encontrada vagando por las calle del noreste de Pensilvania de estados unidos. Baby, quien tiene aproximadamente un año de edad , estaba en un nuevo entorno, rodeada de personas nuevas y se sentía nerviosa.

Baby esperaba encontrar un lugar seguro, y fue en ese momento cuando Pj Regan, el gerente medico del refugio, le tomo una fotografia mientras miraba por una ventana en la puerta como si esperara ser salvada.

Ashley Wolo, directora ejecutiva de Griffin Pond Animal Shelter, le dijo a The Dodo:

«Se notaba que definitivamente estaba nerviosa en el nuevo entorno. Esa foto de ella mirando por la ventana de la puerta parece como si estuviera esperando que su dueño entrara. Fue desgarrador, por decir lo menos».

Perrita abandonada en un refugio espera ser salvada

Perrita abandonada en un refugio

En el refugio, Baby fue revisada por veterinarios, la desparasitaron y trataron contra las pulgas y garrapatas. A pesar de que se sentía mucho mejor, el estrés de la perrera estaba causando en Baby daños emocionales.

Ashley agregó:

«Hay tantos otros perros en nuestra área de la perrera, por lo que hay muchos ladridos, es bastante fuerte y, por supuesto, es estresante».

Para ayudar a la perrita abandonada, el personal del refugio se contactó con Pregnant Dog Rescue para ver si tenían espacio para la adorable pitbull. La perrita se llevaba muy bien con otros perros, así que aceptaron llevarla para cuidarla en un ambiente más tranquilo, aunque no permaneció en el lugar mucho tiempo.

Luego de algunos días, Baby fue adoptada junto con otro perro del refugio. Su nueva familia la ama con todas sus fuerzas.

Perrita de refugio

Los padres de Baby escribieron en un correo electrónico al refugio agradeciendo por el cuidado que recibió su nuevo integrante.

La familia dijo:

«Ha sido una perrita perfecta desde el momento en que la trajimos a casa. Ha actuado como si hubiera estado aquí todo el tiempo. Tiene modales a la hora de comer y también es excelente con la correa. Trabajo desde casa y ella se sienta y duerme al pie con mucha paciencia mientras trabajo. Nunca ha habido un perro más dulce».

Perrita jugando

Ahora Baby es muy feliz en su nuevo hogar, y solo mira con nostalgia por la ventana cuando espera que su familia regrese a casa luego de un tiempo fuera, y por supuesto, espera con impaciencia que traigan para ella un regalo especial en recompensa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!